Si te arrancas una cana, ¿salen más en su lugar?


Un día te miras al espejo y detectas una cana desafiante entre tu cabellera. Piensas: “Qué fea queda ahí, debería arrancarla.”

canas · conlosochosentidos.es

Hay mucha gente que se atreve, pero también hay una gran cantidad de personas que piensa que si arrancas una cana, luego crecen varias en su lugar. Generalmente siete. ¿Es esto cierto? Ojalá. Si fuera así, yo no sería un calvo sexy, sino un apuesto caballero de melenas plateadas.

En la imagen, la dramatización ilustrada por Maitena de un caso cotidiano entre mi novia y yo. [link]

Mito 

Y es que el mito de la cana que se transforma en 7 si la arrancas, es un tan bueno como el de las cabezas del monstruo hidra contra el que luchó Hércules. 


Hércules y la hidra. Cada vez que le cortaba una cabeza, crecían dos. Un mito tan cierto como el de arrancarse una cana y que salgan 2 en su lugar. [link]

Vamos a ver por qué esta leyenda urbana es totalmente falsa: En los humanos, como en la mayoría de mamíferos, el pelo crece teñido. El pelo se forma en unas estructuras llamadas folículos pilosos. En los humanos, por cada folículo piloso crece un pelo y solo uno.

Los folículos trabajan en equipo con los melanocitos, que son las células encargadas de darle color al cabello y a la piel. Un estudio reciente del Dr. Mayumi Ito, de la Escuela de Medicina de la Universidad de Nueva York, ha avanzado enormemente en entender el mecanismo de colaboración entre los folículos y los melanocitos. 

Diagrama de un folículo y los melanocitos, esos puntitos en el bulbo que dan color al pelo. [link]

Concretamente, utilizaron ratones para examinar cómo trabajan en equipo las células de los folículos y de los melanocitos para producir tanto el crecimiento del pelo como el color. Así, identificaron una ruta de señalización, llamada Wnt, mediante la cual las células del folículo envían instrucciones a células madre para que se especialicen (transformen) en melanocitos. Cuando las células madres reciben la señal Wnt, se especializan en melanocitos y comienzan a producir pigmento como locos, tiñendo el pelo que crece en el folículo. 

Una de los ratones del estudio. Como veis, las patitas ya eran blancas y su flamante cresta punky estaba perdiendo color y viveza. [link]

Cuando inhibían la señal Wnt en los folículos del ratón, ocurrían dos cosas: 1) las células madre dejaban de especializarse en melanocitos y, por tanto, el pelo crecía sin tinte (blanco) 2) se detenía el ciclo de recrecimiento del pelo. Es decir, cuando el pelo se desprendía, no volvía a crecer. 


Dos víctimas de la inhibición de la señal Wnt. A Lord Voldermort le produce alopecia. A Gandalf, una melena blanca. Pero ambos son una imagen excelente para productos de estética. [link]

Estos resultados, publicados en 2011 en la revista Cell, implicarían que, si se encuentra la forma de mantener la señal Wnt en los humanos, podría ser el fin de los canosos y los calvitos. Unos resultados realmente prometedores, pero devastadores para Hilario Pino, Silvio Berlusconi o José Bono, que ya se han gastado una pasta en replantarse el cráneo con pelos de su nuca. Creo. 

Hilario Pino, popular presentador de informativos en España, y su pelazo cada vez más y más abundante. [link]

Volviendo al asunto de las 7 canas que aparecen por cada una que se elimina, queda bien claro que no es más que un cuento de viejas: Eliminar una cana de un folículo no “contagia” al resto de folículos. Cada folículo seguirá a su bola lanzando sus señales Wnt hasta que se cansen. Y mientras no se cansen, el cabello que produzcan seguirá siendo del color de los melanocitos. 

George Clooney, el hombre sexy de Hollywood por excelencia. Un tío al que las canas le sientan bien.  [link]

Una vez que detectas una cana y te la arrancas, tarda un tiempo en ser visible de nuevo. Dependiendo de la zona de la que hablemos, este tiempo será mayor o menor: no es lo mismo el ritmo de crecimiento de un pelo púbico, que tiene un ciclo de renovación de unos tres meses, que el de un cabello de la cabeza, que dura hasta 3 o 5 años. Durante el lapso de tiempo que pasa hasta que volvemos a ver esa cana que nos arrancamos, es muy probable que haya aparecido otra. Y eso es lo que parece justificar la creencia de que, tras arrancarte una cana, salgan más. En realidad, te saldrán las canas que tengan que salirte independientemente de que te las arranques. 

Lo creáis o no, el pelo gris en las chicas y chicos más modernos se ha puesto de moda desde 2010. Una ventaja para los viejóvenes: aquellos maduros que quieren hacerse pasar por jóvenes. [link]

Es ley de vida: O acabar con el pelo gris o acabar sin pelo. Parece que mi genética se ha decantado por lo segundo. Pero, ¿Y lo que me ahorro en tintes? Y en peines. 

Yo no tengo problemas para peinarme las canas. Ni ningún otro pelo en la cabeza. Solo uso el peine para aparcar la bici. [link]


Biblio:

0 comentarios:

¿Y tú qué opinas?

Hay un Coco que te hará disfrutar de Cuba: Wild Caribe