Por qué nos enamoramos

¡Ah! El amor... Ese sentimiento universal. Da igual tu religión, tu cultura, el pueblo o país al que pertenezcas, en todos sitios se le canta al amor.

En todos los rincones del mundo se pueden encontrar historias de amor, algunas trágicas, algunas preciosas, otras tan románticas y cursis que harían que un unicornio rosa vomitara un arco iris... 

enamoramiento · conlosochosentidos.es
[Link]


A todos nos ha ocurrido alguna vez. Todos nos hemos enamorado en alguna ocasión. Y si todavía no te ha pasado a ti, no desesperes porque tarde o temprano te pasará.

Pero ¿Por qué ocurre? Y más importante aún ¿Qué diantres nos ocurre cuando nos enamoramos? ¿Por qué nos comportamos tan tontamente cuando estamos enamorados? Y si es cierto que el amor existe, ¿es posible encontrar un amor eterno? 

amor de 5000 años · conlosochosentidos.es
Una relación de 5.000 años. Estos esqueletos son del Neolítico y los encontraron cerca de Verona, en Italia. ¿Los predecesores de Romeo y Julieta? [link]


Podría recomendaros canciones de amor que traten de explicarlo. Podría deciros incluso algún poema y puede que hasta algún título de novela romántica de esas que se venden a montones en verano y que protagonizan escoceses de larga melena y torso desnudo, pero mejor os lo cuento en plan científico. Sé que no es muy romántico, pero os servirá para reconocer los síntomas cuando los padezcáis. 

Una buena novela de highlanders. Bueno, no lo sé...  A lo mejor es  una joya de la literatura. O no. Oye, mira, mejor me la compro y no la juzgo por la portada, que es un atentado del Photoshop. [link]

¿Para qué nos enamoramos?

Pues la respuesta corta es: Para asegurar nuestra supervivencia. Así de fácil. Así de poco romántico. Para entenderlo mejor, voy a responder otras preguntas que harán que entendáis esta respuesta: 

¿Qué hace que nos enamoremos?

Todos nosotros, lo creamos o no, tenemos un perfil ideal de pareja en nuestro subconsciente. Algunos lo llaman mapa del amor y se supone que es el que hace que te fijes en una persona en particular entre una masa de gente. Genial. Un mapa. Dora la Exploradora lo tendrá fácil. Pues sí, pero porque es una niña. Y, según los expertos, el mapa del amor se va cartografiando durante la infancia. ¿Cómo? Pues intervienen varios factores. Algunos son ambientales y otros biológicos. 


Dora la Exploradora, arrestada por cruzar fronteras ilegalmente. [link]


Entre los ambientales se encuentran la personalidad que queremos que tenga nuestra pareja. Suele estar formada por rasgos que poseen las personas importantes con las que hemos crecido (nuestros padres, familiares cercanos, ...). Ellos modelarán los gustos, sentido del humor, carácter, ... que buscaremos de mayores en nuestra pareja ideal.

También interviene el factor de la apariencia. Varios investigadores especulan que tendemos a buscar una pareja que nos recuerde a nuestros padres. Por eso a mi novia le gustan mis manos. Otros afirman que buscamos a alguien que se parezca a nosotros mismos. Yo me creería esto último si mi novia fuera calva. 

Ruiz Mateos y Teresa Rivero, matrimonio y pareja de mangant-- digo magnates, o empresarios. Son un ejemplo claro de la teoría que dice que buscamos a alguien que se nos parezca. Ella parece la versión travestida de él. Y viceversa. [link

En cuanto a los factores biológicos, nuestro mapa del amor nos guía a través de las feromonas. La palabrita viene del griego (pherein y hormone) y significa, literalmente, portadora de la excitación. Estos griegos sabían lo que decían...

Las feromonas son unas sustancias químicas que los animales (incluidos nosotros) segregamos a través de la orina y el sudor que dan “pistas” de cómo somos. En particular, las feromonas de otros pueden dictar nuestro comportamiento sexual y atraernos.

Cuando, Rocky, el perrito del vecino, huele el trasero de otro perrito, está detectando, a través de un órgano que tienen en la nariz y que se llama vómeronasal, las feromonas que hay impregnadas en el otro animal. Esto le permite identificar a una potencial pareja con un sistema inmune lo suficientemente diferente al suyo propio para garantizar una descendencia saludable. Así, cuando Rocky huele la pernera de tu pantalón y, acto seguido, pretende montarte, es que eres su pareja ideal. Y lo sabe por tus feromonas. 

Me parece que este perro no está comprobando las feromonas, sino si el pequeño lleva un marrón encima... [link]


Todos los animales tienen el órgano vómeronasal, pero se sabe que muchos de nosotros lo tenemos atrofiado. Aún así, nuestras feromonas siguen jugando un papel importante.

Hay un famoso experimento en el que a varias mujeres se les dio a oler camisetas usadas por hombres tras haberlas llevado unas noches para dormir. El experimento consistía en que ellas escogieran, basándose en el aroma, la camiseta que más les atrajera. El resultado fue que, en la mayoría de casos, cada mujer escogió la camiseta del hombre con el sistema inmune más opuesto (y complementario) al suyo. 

Marlon Brando y su mítica camiseta sudada en una escena de Un Tranvía Llamado Deseo.  La rubia puede que no fuera en tranvía, pero pensaba de él que estaba como para parar uno... [link]


Ahora que ya sabemos qué hace que nos enamoremos, avancemos en la historia y sigamos respondiendo preguntas: 

¿Cuál es la química del amor?

Dicen que cuando dos personas están enamoradas hay química entre ellas. Nada más cierto. Cuando tenemos ante nosotros a esa persona que nos enamora, nuestro cerebro comienza a segregar una sustancia llamada feniletilamina (FEA).

Esta sustancia es un compuesto orgánico natural que pertenece a la familia de las anfetaminas y podríamos decir que es la droga del amor. La feniletilamina es responsable de provocar un coctel químico realmente explosivo. Su presencia desata la segregación en el cerebro de dopamina, norepinefrina, oxitocina y serotonina. Veamos brevemente qué hace cada uno de estos ingredientes: 

I love you · conlosochosentidos.es
Cuando acabes de leer esto comprenderás que el verdadero órgano del amor no es el corazón, sino el cerebro.  [link]

La dopamina es un neurotransmisor responsable de los mecanismos de refuerzo del cerebro, es decir, de la capacidad de desear algo y de repetir un comportamiento que proporciona placer.

Se sabe que está relacionado con las adicciones (ya sea al juego o a las drogas) y es la sustancia que explica que, ante una desilusión amorosa, nos sintamos mal y nos avoquemos al consumo descontrolado de chocolate (el chocolate tiene feniletilamina, aunque en proporciones mucho menores que las que produce un enamoramiento). 

chica chocolate · conlosochosentidos.es
A esta chica la dejó el novio, pero una dosis de chocoterapia o chocolaterapia o chocolateterapia o como quieras llamarlo le ha devuelto las ganas de vivir. Para comérsela. [link]


La norepinefrina es una sustancia similar a la adrenalina y produce excitación y que nuestro corazón se acelere al pensar (o ver, escuchar, oír, oler o tocar) a nuestro amor.

La combinación de dopamina y norepinefrina nos sumen en un estado de intensa energía, vigilia (no hay ganas de dormir), falta de apetito y que tengamos la atención centrada única y exclusivamente en la otra persona.

Este combinado es el que nos permite acometer proezas como pasarnos la noche haciendo el amor con nuestra pareja y sentirnos frescos como rosas a la mañana siguiente sin que nuestro jefe se dé ni cuenta. O se dé cuenta y nos envidie profundamente. 

Un lobo feroz por acción de la norepinefrina. [link]


La oxitocina es la sustancia que las mujeres segregan a porrón durante el parto: estimula las contracciones uterinas para el parto y hace brotar la leche. Sin embargo, parece ser que además es un mensajero químico del deseo sexual.

Ambos sexos segregan oxitocina y lo hacen especialmente después de mantener relaciones sexuales. Su papel parece ser el de provocar el apego entre las dos personas. Una estrategia de la naturaleza para que el hombre, una vez acabado el coito, sienta el deseo de quedarse junto a su pareja en lugar de buscar otra. 

La oxitocina te abrirá puertas. [link]


En cuanto a la serotonina, es una sustancia de la que ya hablé en otro post largo y tendido y que es la responsable de regir nuestro ciclo circadiano (el ciclo de estar despierto y dormido; vigilia y descanso; día y noche o como quieras llamarlo).

Cuando nos enamoramos, nuestros niveles de serotonina descienden a niveles dramáticos (por suerte, la norepinefrina nos mantiene despiertos como si nos hubiéramos tomado media docena de bebidas energéticas). Cuando esto ocurre, se ven afectados los circuitos neuronales que empleamos para emitir juicios sobre los demás.

De ahí que lo veamos todo bonito y de color de rosa y que, además, no seamos capaces de ver ningún defecto en nuestra pareja. Estos bajos niveles de serotonina son los mismos que se dan en las personas con trastornos obsesivo-compulsivos (TOC), lo que explicaría porque los que están enamorados se “obsesionan” con su Tatiana. Digo, con su pareja. 




chico con gafas · conlosochosentidos.es
Los estragos de la falta de serotonina. A la izquierda, la imagen que percibe una mujer enamorada. A la derecha, lo que todos los demás ven... [link]


¿Cuáles son las etapas del amor?

Como ya he dicho, el amor sirve para garantizar la perpetuación de nuestra especie: Nuestros mapas del amor han dado con esa persona con una personalidad, apariencia y sistema inmunológico que se amolda a nuestros gustos, y llega la hora de que nuestro cuerpo se ponga a funcionar para no dejar escapar a esa persona.

El amor sexual

Es el momento de la primera etapa del amor: la lujuria. Para los que vean esta palabra como pecaminosa, la podemos llamar pasión erótica. O deseo sexual.

En esta etapa las hormonas sexuales (testosterona y estrógenos) juegan un papel muy importante. Son las que hacen que tengamos el deseo de reproducirnos, de tener relaciones sexuales. 

chicas en bikini· conlosochosentidos.es
Te regalo esta imagen para que te pongas a cien. Cuantas veces quieras. [link

Cuando alcanzamos la pubertad, se nos desatan las hormonas (hasta entonces, durante la niñez, estuvieron latentes, en bajas concentraciones) y nuestras feromonas mandan señales continuamente.

Podemos pasarnos el resto de nuestra vida lanzando estas señales. E intervienen especialmente en la etapa inicial de toda historia de amor: Chico conoce a chica (o chica conoce chico, o chico conoce a chico, o chica conoce a chica, que este blog es gay-friendly). Chico capta las feromonas de chica. Chico se pone a cien. A veces, chico tiene suerte y chica le corresponde inmediatamente. Y tienen un rollo de una noche o unas semanas. Y luego se acaba o se siguen viendo esporádicamente.

Es lo que se conoce como una relación basada en la pasión erótica o el deseo sexual. Y, oye, están muy bien, no os creáis. Eso sí, para evitar enfermedades venéreas (sífilis, SIDA, gonorrea, virus del papiloma humano y otras), os pediré que uséis 2 cosas: sentido común y condones. 

chico conoce chica · conlosochosentidos.es
Chico conoce chica. Chico debe tener cuidadito con el bate. Con el que tiene entre sus piernas y con el que esconde ella. [link]

La droga del amor y la pasión romántica 

Otras veces, la chica corresponde al chico pero le para los pies, pues con la información que obtiene de las feromonas no tiene suficiente y debe comprobar si el chico satisface sus requisitos (si tiene la personalidad que se corresponde con su ideal). Si es así, y el chico acepta las reglas de juego, comienza el romance y, con él, la atracción. Estamos en la fase más guay del amor: La pasión romántica

Al autor de esta estadística le deben ir un poco mal las cosas. Yo que él cambiaba de forma de ser... [link


Esta es la etapa en la que la otra persona se nos mete en la cabeza y queremos conocerla a fondo. Si en la etapa anterior mandaba el instinto básico de reproducción, aquí no mejora mucho el panorama.

Y es que cuando nos enamoramos somos de todo menos racionales. Cuando vemos al objeto de nuestros amores, nuestro cerebro no es capaz de detectar sus defectos (en el carácter, en el físico, ...) y solo vemos e idealizamos las cosas buenas de la otra persona. Quizás por eso dicen que el amor es ciego.

Además no podemos dejar de pensar en esa persona. Día y noche. Es la protagonista del primer pensamiento del día y del último de la noche (si conseguimos pegar ojo...). 

el amor es ciego · conlosochosentidos.es
El amor es ciego. [link]


El apego y las endorfinas

Si una pareja vive este deseo romántico de conocerse mutuamente, muy probablemente pasará a la tercera y última etapa del amor: el apego. En esta etapa la locura del amor se atenúa. Nuestro cerebro se habitúa a las dosis de feniletilamina que se disparan al ver a la otra persona y se produce un sentimiento de amor más sosegado y calmado.

En otros casos, si una o ambas partes de la pareja se niega a vivir sin el subidón de esa anfeta natural, la relación sencillamente se acaba. Esto suele ocurrir alrededor de los 3 años de relación (a veces más, a veces menos) y es lo que explica porqué se considera crítico ese momento de la relación. 

unidos y enamorados · conlosochosentidos.es
El apego, la tercera etapa del amor. El dedo gordo de la izquierda no está muy por la labor. Se buscará otro pie, ya lo verás... [link]
Jacinto Benavente decía que el amor es como Don Quijote: Cuando recobra el juicio es para morir. Yo creo que Don Jacinto se equivocaba... Especialmente si durante la etapa anterior hemos idealizado a nuestra pareja.  Hay estudios que demuestran que la idealización de la pareja beneficia las relaciones de larga duración, cuando el subidón del amor se pasa. 

El amor romántico es como una montaña rusa sin fin... hasta que se acaba. [link]


En esta etapa también interviene un cóctel químico, esta vez formado por la oxitocina, la vasopresina y las endorfinas (estas provocan un sentimiento de bienestar, tranquilidad y seguridad).

Estas sustancias se segregan en grandes cantidades cuando tenemos relaciones sexuales y sirven para establecer vínculos fuertes entre la pareja. Esto ocurre porque nuestros cuerpos interpretan que, si hemos aguantado tanto tiempo con la misma pareja, es porque es buena candidata para tener hijos. Y para asegurar que éstos crezcan fuertes, sanos y con papá y mamá a su lado, el cerebro segrega estas sustancias que se encargan de fortalecer el afecto y la unión entre ambos. 

Cuando la oxitocina entra en juego, tarde o temprano la cigüeña tiene trabajo... [link]


Por supuesto, el orden de las etapas que os he descrito (amor sexual, amor romántico y apego) es el más habitual pero no el único.

Puede que entre dos amigos se dé una atracción mutua sin que haya habido un deseo sexual previo; Puede que ese deseo aparezca más tarde e incluso que no aparezca y uno de ellos lo sienta por una tercera persona pero no por su pareja; Puede que pese a no existir pasión sexual entre una pareja, gracias a que el roce hace el cariño (y el miedo a quedarse a vestir santos), se llegue a una etapa de apego. Hay tantas variantes como historias de amor. 

Las variantes entre amor, sexo y amistad y sus intersecciones. [link]


¿Y el amor puede ser eterno? 

Pues sí y no. Depende de lo que entiendas tú por amor. Si buscas únicamente la etapa de amor romántico, siento decirte que tarde o temprano se acabará. Con cualquier persona con la que estés o vayas a estar.

Así que puedes ir de flor en flor cada tres años más o menos y disfrutar de los efectos de la feniletilamina hasta que el cuerpo aguante y así experimentar algo parecido al amor eterno.

La otra alternativa es tener una visión más amplia del sentimiento del amor y saber disfrutar de la tercera etapa, la del apego.

Personalmente, no he tenido ninguna relación lo suficientemente larga como para vivir la etapa del apego, pero también os tengo que confesar que me apetece mucho vivirla con mi actual pareja. Lo siento, chicas, estoy pillado. Y mucho.

Ante todo y mientras pueda, soy un yonki del amor. [link]


Biblio:

1 comentario:

  1. Qué alegría leerte de nuevo:"essa tessi te va a matá".
    Curiosas las teorías e interesantes las hormonas que desencadenan las teorías. como siempre: excelente y su puntito de ironía.Que no falte.
    B7 Mareta

    ResponderEliminar

¿Y tú qué opinas?

Hay un Coco que te hará disfrutar de Cuba: Wild Caribe