Por qué tenemos iris de colores

Siempre me ha fascinado que el iris, siendo un músculo, pueda tener tal variedad de colores: Desde el marrón al verde, pasando por gris, ámbar, azul e incluso violeta o rojo, en condiciones patológicas. ¿Por qué presenta esa variedad de colores? ¿Son los únicos músculos del cuerpo que pueden tener colorines?

Un ojo multicolor. Obviamente, pasado por el Photohop... [link]



El color de los ojos viene dado una serie de genes que determinan la cantidad de melanina que hay en el iris. En concreto, los que regulan la melanina que hay en el epitelio y en la parte anterior del iris. También depende de la densidad del estroma, ya que cuanto más denso sea, mayor cantidad de luz será capaz de absorber. El estroma es un tejido transparente que está compuesto, entre otras muchas porquerías, por colágeno y que actúa a modo de capa protectora y de cohesión, aparte de albergar los músculos que hacen que el iris se mueva en función de la cantidad de luz que recibe el ojo.

Diagrama del iris. La parte inferior de la imagen es el epitelio, bien pigmentadito. La parte superior es la que vemos rodear a la pupila. Entre ambas, como si de una pizza calzone se tratara, está el estroma cuya densidad y cantidad de melanocitos hará que tengamos una tonalidad u otra en nuestros iris. [link]

El color que percibimos en los iris de los demás es una especie de ilusión óptica. Nunca mejor dicho: Si la parte anterior de nuestro iris tiene una gran cantidad de melanina, nuestros ojos serán capaces de absorber gran cantidad de luz, especialmente las ondas cortas (en el espectro de colores, del rojo al amarillo, más o menos). Esa cantidad de melanina es la que hace que se tengan los ojos marrones.


Niña árabe de ojazos color miel. [link]

Pero dentro del marrón puede haber mucha variedad, desde el marrón oscuro prácticamente negro típico de las razas negra y oriental al color miel y ambarino. Esa variedad de tonos viene determinada por la densidad del estroma. La luz que incide en el ojo atraviesa el estroma y va a parar a la parte anterior del iris y al epitelio. Sin embargo, parte de esa luz rebota del epitelio (se refleja como si fuera un cristal o un espejo) y vuelve a atravesar el estroma. Si tenemos un estroma muy denso, éste absorberá gran cantidad de la luz que rebota del epitelio, haciendo que nuestros iris sean de un tono muy oscuro casi-negro (como los de mis ojazos), pudiendo llegar a ser ambarinos o color miel si el estroma es poco denso.

Niños chinos con ojos negros. Tienen un estroma denso. Sí señor. [link]

Por lo que respecta a los ojos azules, se producen por una mutación genética que afecta el gen OCA2, encargado de regular la cantidad de melanina. Cuando esta mutación ocurre, “apaga” la capacidad de hacer ojos marrones. Este apagado no es total, sino parcial, haciendo que se reduzca la cantidad de melanina. Si el apagado fuera total, como ocurre en algunos casos, afectaría también a la producción de melanina en piel y cabello, dando lugar al albinismo. Volviendo al caso de los ojos azules, al tener poca cantidad de melanina, tienen más dificultad para absorber la luz en general pero más facilidad para absorber los colores de ondas largas (del verde al violeta, en el arco iris). Así, cuando la luz incide en el ojo y rebota en el epitelio, pasa por el estroma y hace que percibamos el iris de color azul. Algo parecido a lo que ocurre con el azul del cielo, que lo vemos así por acción de la atmósfera. Por suerte para la gente que tiene los ojos azules, los iris no se les ponen rojos cuando amanece y anochece, porque sino daría mucho yuyu...

Aunque bizquee deliberadamente y saque la lengua, no deja de tener los ojos bonitos, la jodía... [link]

Sin embargo, esto explica por qué la gente con los ojos azules (y claros, en general) presentan tantos matices de color en función de las condiciones de luz en las que se encuentren: Tienen colores más oscuros y grisáceos cuando hay malas condiciones de luz y unos colores más intensos si hay mucha luz (a lo que se suma también el hecho de que, cuando hay mucha luz, el iris se extiende para proteger la pupila, que no es más que un agujero en el ojo, y el color se aprecia más).

Sharbat Gula, fotografiada por Steve McCurry para National Geographic. Por aquel entonces ella era una refugiada afgana en Pakistán y ahora es la imagen de los ojos verdes más famosos.  [link

En cuanto a los ojos verdes, por resumir y no complicar las cosas, podríamos decir que son un caso intermedio entre el ojo azul y el marrón, aunque tirando más hacia la “normalidad” del color marrón. Se producen como consecuencia de una reducción de la melanina que provoca que la parte anterior del iris sea capaz de absorber especialmente bien las longitudes de onda correspondientes a los tonos verdes (son de alta longitud, pero no tanto como el azul. De nuevo, recordad el orden del arco iris).

Bebé fusioso. Mucho. Pero con unos ojazos preciosos. [link]

De modo que no es que nuestro iris sea un tejido muscular teñido de color marrón, azul, verde, gris o ámbar según el caso, sino que viene dado por la cantidad de melanina del iris y por la densidad del estroma.

Simpático abuelete de ojos azules. Y muy claros. Claramente, porque su estroma ha ido perdiendo densidad al mismo ritmo que su boca ha ido perdiendo dientes. [link]

Por cierto, la densidad del estroma va cambiando con la edad. Habitualmente, a medida que nos vamos haciendo mayores, la densidad del estroma se va reduciendo, provocando que se nos aclare el color de los ojos. Hasta alcanzar el nivel del maestro de la mítica serie Kung-fu, que los tenía blancos y preciosos.


La reencarnación del maestro de la serie Kung-fu. Sí, habéis acertado, es un montaje de la foto del bebé furioso... [link]


¿Y qué pasa con los ojos violetas de Elizabeth Taylor? Pues es un caso leve de albinismo. En sus iris había menos melanina aún de la que poseen los ojizarcos (me encanta esa palabra) lo que hace que la luz que más rebota al incidir en el iris sea de una longitud de onda muy elevada: el violeta.

Elizabeth Taylor y su mítica mirada de ojos violetas. [link]

En el caso del albinismo severo, el iris no tiene nada de melanina y no es capaz de absorber la luz, de manera que ésta no solo pasa por la pupila, sino también a través del iris. El resultado es que en el fondo del ojo se refleja la hemoglobina de los vasos sanguíneos de la retina, haciendo que las pupilas parezcan rojas.

Una foto de un caso real de una familia afro-brasileña con tres niños albinos. En la foto,  los hermanos Estefanía Carolina (a la izquierda) y Kauan Fernandes (derecha) posando con su primita Taina. Se estima que hay unos 200.000 albinos en todo el mundo. [link]

En menor medida, el fenómeno de los ojos rojos nos ocurre a todos cuando nos hacen una foto con flash: Las pupilas se ven rojas por acción de los vasos sanguíneos de la retina. Cuanto más claros tenemos los ojos, más grande es el efecto entre esotérico e infernal de los ojos rojos del flash.

Siempre que le hacen una foto a Terminator le sale un ojo rojo por culpa del flash. Por eso tiene esa carusa, pobre... [link]

Biblio:

[Wikipedia]
[Steinbachs]
[Livescience (inglés)]

2 comentarios:

  1. Me ha encantado la explicacion, muy amena y muy completa. Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Esta muy buena tu explicación gracias por compartirla... n.n

    ResponderEliminar

¿Y tú qué opinas?