¿Por qué los hombres se olvidan de las fechas importantes?

El pasado 23 de febrero este blog cumplió un añito en activo. Y se me olvidó. De manera que hoy estoy celebrando el trecimesiversario, que es una palabra que me acabo de inventar para celebrar los 13 meses de vida de Con Los Ocho Sentidos.

Por suerte para mí, me he olvidado de la fecha del cumpleaños de un blog y no de una persona. Si hubiera sido mi pareja, por ejemplo, me habría ganado una temporada de dormir en el sofá.

"Acabo de recordar que olvidé tu cumpleaños". La tarjeta que hará que todo el mundo te perdone por olvidadizo. [link]



Pero como se me da bien sacarle el lado bueno a las cosas, voy a aprovechar mi despiste para tratar de responder a una de esas preguntas muy conocidas pero cuya respuesta no lo es tanto: ¿Por qué los hombres nos olvidamos de las fechas importantes? ¿Es despiste o mala leche?

"Estábamos jugando a papás y mamás y olvidé nuestro aniversario de boda." [link]


La respuesta rápida es “Depende de cómo lo mires. En realidad, es falta de interés”. Vamos a desmenuzar esta respuesta...

En otro post os hablé de por qué muchos hombres no distinguimos tantos colores como las mujeres. La razón está en la cantidad de testosterona.

La testosterona es una hormona que tenemos todos (ellos y ellas) pero que es la responsable de los rasgos masculinos primarios (para el desarrollo de los genitales masculinos) y de los secundarios (como los pelos en las piernas o en el bigote; un rasgo muy masculino pero del que pocas personas, incluyendo chicas, se libra).

Y es que esta hormona es crucial durante la formación del feto y se ha descubierto que influye en el desarrollo de determinadas zonas cerebrales. En el caso de las mujeres, la menor concentración de testosterona favorece que haya una mayor cantidad de estrógenos, la hormona femenina y responsable de la formación de los genitales femeninos.

El bigote marca la diferencia: ¡Gracias, testosterona! [link]


Si hacemos una bonita metáfora jardinera, podríamos decir que, por lo que respecta a las conexiones cerebrales, la testosterona es como el abono y el estrógeno haría las veces del agua.

Es decir, la mayor concentración de testosterona favorece la formación de mayor cantidad de neuronas.

Sin embargo, que haya muchas no significan que estén bien conectadas, y es que en las mujeres, la presencia de una mayor concentración de estrógenos provoca que el cerebro tenga un mayor riego sanguíneo y se favorezca que  los circuitos neuronales crezcan sanos y fuertes, más interconectados y con mayor complejidad que en los hombres.

Otra metáfora para diferenciar la complejidad de los circuitos neuronales de ellos y ellas.  Que conste que esto es una exageración: Conozco unos cuantos hombres que no tienen interruptor. [link]

¿En qué se traduce esto? Pues en que las mujeres tienen más facilidad para relacionar tareas y realizar varias al mismo tiempo, así como manejar a la vez varios temas de conversación en paralelo y recordar hechos, mientras que, en los hombres, la mayor cantidad de neuronas nos da más destreza visioespacial y mayor facilidad para interpretar instrucciones o mapas.

Sin embargo, los chicos no tenemos mucha habilidad para realizar varias cosas a la vez, como hablar de varios temas al mismo tiempo, sino que preferimos abordar las tareas y conversaciones secuencialmente, una detrás de otra.

Los vanos intentos de un hombre medio tratando de realizar varias tareas a la vez. [link]

Estas diferencias estructurales en nuestros cerebros, sin embargo, no son determinantes para que haya diferencias significativas en nuestra memoria a corto plazo.

Se han hecho experimentos y se ha visto que ambos sexos son, en términos generales, igual de buenos. Las chicas son ligeramente mejor recordando secuencias de palabras y hechos y los chicos tienen más facilidad recordando escenarios con formas geométricas y secuencias numéricas.

Campaña publicitaria de la cerveza GoldStar. A la izquierda, la línea de pensamiento de un hombre en una discoteca tras tomarse una birra y cruzarse con una chica. A la derecha, todo un análisis de pensamientos para el "chica conoce chico". [link]

Si lo pensáis, desde un punto de vista biológico y evolutivo tiene sentido que sea así: originariamente las mujeres se quedaban en las cuevas haciéndose compañía y cuidando de los niños y de que no invadieran los alrededores posibles intrusos, un entorno propicio para desarrollar las habilidades lingüísticas y comunicativas.

Por otro lado, los hombres eran los encargados de traer el sustento a la cueva: tenían que ser capaces de orientarse y trabajar en grupo para cazar pero sin hacer mucho ruido. Debían acatar instrucciones precisas y coordinarse, de manera que, aunque no eran muy habladores (por aquello de no espantar a las presas), eran capaces de calcular fácilmente si un animal estaba a tiro de sus lanzas o si podrían alcanzarlo pegándose una carrerita.

"¿Te gusta la depilación brasileña que me he hecho?" Así empezó el culto por el cuerpo. Más o menos... [link]

Entonces, si ambos sexos son, en términos generales, igual de buenos recordando, cada uno destacando en facetas muy concretas, ¿Por qué los chicos se olvidan de los aniversarios y otras fechas relevantes como San Valentín y similares?

Vale que las chicas tienen más facilidad “innata” para recordar hechos y palabras (mi chica me sorprende a menudo recordándome qué dije en tal o cual conversación y con qué palabras), pero también es cierto que hay hombres que se saben al dedillo plantillas de jugadores de su equipo de fútbol favorito por temporadas y las copas que ha ganado y quiénes y cuándo marcaron los goles.

Así que, lo que parece que determina la facilidad en los hombres para recordar un dato es el interés que le dan.

El genial Quino. Los estragos de la memoria afectan más a las mujeres porque, aunque tienen mejores circuitos neuronales, suelen tener una menor cantidad de neuronas. El hecho de que los hombres tengamos más, hace que dispongamos de más réplicas  para un mismo concepto o recuerdo. Si una se muere, quedan las reservas. [link]

Y es que algunos psicólogos como el Doctor Herb Goldberg (Gerbito, para los amigos) sostienen que lo que motiva a los hombres son todas las cosas externas que escapan a nuestro control.

Así, al principio de una relación, cuando un hombre todavía no las tiene todas consigo y tiene que demostrar su valía como potencial pareja, tiene un especial interés y, por tanto, suele hacer veladas románticas, llevar el desayuno a la cama (evitad las tostadas y tened cuidado con el café muy caliente; lo digo por experiencia), y recordar las fechas importantes.

Hombre sexy y romántico al principio de una relación. Todo son cariños y detalles para ti.  [link]

Pero a medida que pasa el tiempo y la relación se afianza, tendemos a dejar en un segundo plano esos detalles y centrarnos en cosas externas a la relación que, a nuestro parecer, son las realmente importantes para que funcione: pagar las facturas, tratar de mejorar nuestro revés con la raqueta (que no ayuda mucho, pero es algo que todavía no terminas de hacer bien y escapa a tu control) o tratar de conseguir el aumento y evitar que se lo lleve Gutiérrez de contabilidad.

El hombre sexy de la imagen anterior, cuando se acomoda en una relación estable. Lastimica... [link]

Yo no soy un experto en relaciones largas, pero creo que ambos sexos pueden poner de su parte para evitar estos marrones “conyugales”.

Si eres chica, trata de recordarle las fechas especiales a menudo y con antelación. Y trata también de ser un poco imprevisible, dándole “chispa” a la relación con detalles que lo sorprendan.

Esto hará que él deba currárselo también y que supongas un desafío para él (y es que nos encanta que las chicas nos desafíen).

Lo de darle chispa a la relación también es muy recomendable si eres hombre: aparte de acabar con la monotonía, en caso de que se te olvide alguna fecha especial, el mal trago será menos traumático porque habrás compensado un poco tu falta de memoria con detallitos previos. Y, si aún así te sigues olvidando, apúntate las fechas importantes en el móvil o en el calendario de tu escritorio. No tienes excusa.


Propuesta calendario humano de Craig Giffen. Hecho con más de 4.000 fotos de 20 amigos suyos. Como para olvidar el cumple de alguno de ellos... Puedes descargártelo o instalarlo aquí.


Y ahora me voy a comprarle una tarta de cumpleaños a mi blog para celebrar su cumple, que me está mirando con cara de reproche...

Solo faltas tú para celebrar el cumpleaños de Con los Ocho Sentidos. ¡Fiestón! [link]

Biblio:
[AutomaticRomantic]
[Buzzle]
[forQuestions]

7 comentarios:

  1. Pues feliz trecimesiversario! La verdad es que das en el clavo en cuanto a las preguntas a las que dar respuesta. Yo siempre tengo unos problemas enormes para recordar fechas importantes mientras que mi novia las recuerda todas (es mi seguro para que no se me olvide felicitar a alguien). Yo creo que depende de muchas cosas. En mi caso, considero que el problema no es acordarme de que tal día es el cumpleaños de alguien , sino que cuando ese día llegue recordar que es el día clave (por ejemplo, sé perfectamente que el 10 de abril es el cumpleaños de alguien, pero si llegado el día no me doy cuenta de que "Hoy es 10 de abril" pues entonces nada). Así que en mi caso sería más el problema de no saber en que día vivo (lo sé, es patético).

    Sinceramente, felicidades por este grandísimo blog en el que aprender más sobre esas preguntas que siempre nos hacemos y al mismo tiempo alargar nuestros años de vida a carcajada limpia. Estoy seguro de que serías un magnífico profesor. Un abrazo,

    ResponderEliminar
  2. Sublime...siempre consigues apaciguar los sexos.Es decir...no nos damos cuenta que somos sexos diferentes y que por ello actuamos diferente,asi que no deberíamos cabrearnos entre nosotros por ciertas cosas.Sin embargo nos reprochamos las cosas como si fuera algo personal y no de la propia naturaleza.

    Muy interesante como siempre,y no te felicito por que como diría un hombre "te quiero todos los días,no necesito demostrartelo en san valentin una vez al año" o lo que es lo mismo....tu blog crece cada día igual y nos sorprendes cada día igual ^^Muack

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por los comentarios. Por cada piropo que recibe el blog, nace un precioso animalito en peligro de extinción :-D

    ResponderEliminar
  4. Pues en esta ocasión difiero totalmente (alguna vez tenía que ser la primera). Pienso que es una cuestión de interés y de las prioridades que sentimos las unas y los otros. En síntesis, las mujeres damos más importancia a las pequeñas cosas y es por ello que las recordamos.

    ResponderEliminar
  5. jajajajajajaja me he arrastrado de risa con la foto del "hombre que empieza una relación" y la del "hombre en una relación estable".

    Me muero!!! Me siento exactamente así ¬¬UU y nosotras siempre tenemos que estar regias, sino es nuestra culpa por descuidadas, en cambio... cuando el hombre engorda es nuestra culpa por andar cocinando "cosas que engordan". En fin, siempre es nuestra culpa.

    Feliz aniversario a tu blog!! sigue así que está divertidísimo.

    ResponderEliminar
  6. Bueno una forma de arreglar esos olvidos es teniendo un detalle con nuestra chica. El otro día me encontré un correo con una dirección de una página, creo que quiere que le compre algo, la duda es acertar aunque siempre lo puedes cambiar después. Por si os ayuda es muy económica: www.miqueridamamma.com.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  7. Las mujeres tiene más ventajas q les da la naturaleza, por eso deberían saber ( ya lo saben, son hipócritas y se hacen las sufridas ) y tratar de ser más tolerantes con los chicos.
    Yo amo a mi novia, pero una q otra vez se me olvido algo q ella le importava más ( debido a q tiene un poco más identificadas las emociones ), pero eso no quiere decir q no me interese, solo q trato de ser feliz, ya q me es difícil ser hombre: Identificar mis emociones y sentimientos, no saber expresarte, callar tanta injusticia, ser poco valorado, ser desacreditado, q te critiquen manipulen y chantajeen por tonterías. El maltrato psicológico q recibe un hombre, su baja autoestima, no tener identidad buen definida y la poca comprensión de una sociedad Hipócrita Feminazi ( q desde hace décadas margina al hombre ) es lo peor q puede existir.

    ResponderEliminar

¿Y tú qué opinas?