Siniestros con destreza

Ya hablé en un post anterior sobre qué determina la zurdera, los tipos de zurdos que hay y si este fenómeno también se daba en el mundo animal. Todo muy interesante y maravilloso, sí. Este post, sin embargo, va de las implicaciones lingüísticas y culturales asociadas a la zurdera. Y es que, lo queramos o no, todo lo vinculado al lado izquierdo se ha relacionado, en la mayoría de culturas y civilizaciones, con el mal y lo incorrecto.

Un siniestro, feliz y probablemente diestro. Tanta contradicción puede hacer que le pete la chapa. [link]



El origen latino de zurdo o izquierda es sinister. Esta palabra, a su vez, proviene de sinus, que significa hueco o bolsillo. Y así llamaban los antiguos romanos a unas togas que tenían un único bolsillo en el lado izquierdo pensado para facilitar el acceso con la mano derecha. Con el tiempo, el término sinister se fue volviendo peyorativo y negativo. En una palabra: más siniestro.

Un revelador documento gráfico que demuestra que los romanos, aparte de vestir togas y gorras de béisbol, bebían cerveza y bebidas carbonatadas en sus alocadas bacanales. [link]
 
En este aspecto han contribuido con mucho peso tanto las supersticiones de la gente como el papel de la Iglesia, especialmente durante la Edad Media, que veía en el zurdo una especie de sicario del mal o una muestra de castigo divino. Algo similar a lo que la Iglesia hizo a los habitantes de las villas: los villanos. Y es que, al estar alejados de los núcleos urbanos, los villanos solían tener las creencias cristianas menos arraigadas y basarse más en supersticiones, brujas, hadas y cuentos. Esto era una amenaza para la Iglesia, que fue deformando el término de villano hasta darle el significado actual de malvado o enemigo del bien.

Sinister, un Súper-villano de la Marvel. Aunque lo más probable es que ni sea zurdo ni viva en una súper-villa. [link]

Ser diestro es ser bueno, independientemente de la religión y la cultura. De hecho, los hombres de confianza siempre se han sentado a la derecha del jefe: Jesús está sentado a la derecha de Dios; Juan Bautista siempre se sentaba a la derecha de Jesús, y así sucesivamente. Este hecho de “ser la mano derecha”, que incluso hoy en día se sigue aplicando, denota que el camino de la derecha es el recto (de hecho, en inglés y alemán, por ejemplo, a la derecha se le dice right y significa, literalmente, correcto o recto). Sin embargo, el origen de esta costumbre es precisamente el contrario:

Todo son risas en el Senado hasta que tus colegas se compinchan para pincharte. [link]

Antiguamente, en los foros del senado de los romanos, había traiciones y asesinatos a la mínima de cambio. Un senador astuto debía prevenirse de posibles acuchillamientos por la espalda. Y cuando digo esto, lo digo literalmente. Una forma de hacerlo era pedir al hombre del que menos se fiaba que se colocara a su derecha. ¿Por qué? Porque, muy probablemente, ese hombre fuera diestro y, desde esa posición, lo tuviera más difícil para apuñalarle. El senador astuto convencía al asesino potencial de que ese era su lugar, haciéndole ver que lo consideraba digno de su confianza aunque, en realidad, fuera todo lo contrario.

Mi hombre de confianza. Mi mano derecha. [link]

Algo parecido ocurre con el apretón de manos. Y, de nuevo, por los antiguos romanos, que eran muy dados a acuchillarse a la mínima de cambio. Al principio, el apretón no era tal, sino más bien un cacheo mutuo para comprobar que no escondían cuchillos en las amplias mangas. Este cacheo fue evolucionando y, puesto que la mayoría eran diestros, se transformó en un saludo que consistía en sujetarse mutuamente el antebrazo derecho. Más tarde pasó a ser un apretón de las manos derechas colocando la izquierda sobre el antebrazo de la persona a la que se saludaba a modo de sutil comprobación. Hoy en día esa forma de saludo, posando la mano izquierda sobre el antebrazo, se considera incluso afectuosa. Es la que emplean los políticos habitualmente para dar sensación de cercanía y calidez cuando saludan a los votantes o a otros dirigentes.

Afectuoso apretón de manos entre Hugo Chávez y Juan Carlos I tras el famoso incidente del "pero por qué no te callas". Si fueran antiguos romanos, de paso comprobarían que no ocultan cuchillos bajo el traje. [link]

Dar un apretón con la mano izquierda es de mala educación e incluso un insulto y no solo en el mundo occidental. En el mundo islámico supone una gran ofensa. Este hecho proviene de la época pre-industrial, donde el papel era un bien escaso y el agua se utilizaba únicamente para beber. De manera que, para limpiarse de las deposiciones, la gente empleaba piedras u hojas y lo hacía única y exclusivamente con la mano izquierda. De hecho, y por razones obvias, empleaban únicamente la mano derecha para comer.

Musulmanes comiendo. Por ahí se ve a alguno que emplea también la mano izquierda... espero que los demás no se den cuenta. [link]

Este fenómeno de estigmatizar a los zurdos también se produce en Asia. Allí era común, como hasta hace poco en Europa, forzar a un niño zurdo a que aprendiera a escribir con la mano derecha. En Japón, un hombre podía repudiar a su esposa si descubría que era zurda. En China este fenómeno se debía, en parte, al hecho de que algunos caracteres chinos resultan muy difíciles de escribir con la mano izquierda, donde los dedos pueden entorpecer la escritura.

El jugador de béisbol zurdo de China Liu Kai. [link]

Y es que, lingüísticamente, ser zurdo siempre se ha asociado con torpeza, poca soltura o habilidad (iba a decir destreza, pero esta palabra proviene de dexter, que es diestro o hábil en latín...) y en prácticamente todos los idiomas:

Dexter. El juego de palabras entre el nombre del personaje de la famosa serie y su acepción de habilidoso es obvio. [link]

En la mayoría de lenguas europeas derecho se emplea como término de autoridad y justicia: del alemán y holandés, recht; del francés, droit, del español, diestro; en muchos lenguajes eslavos la raíz prav se usa en palabras que portan un sentido de «correcto» o «justo»...

La palabra irlandesa Ciotóg se emplea con el doble significado de zurdo y extraño; Se llama, en algunas partes de España, cuchos a los zurdos y duchos a los diestros; Ezker, una palabra patrimonial vasca, parece ser el origen del que derivó el término ‘izquierda’ y significa ‘la mitad de una mano’; Zurdo se encuentra en gallego (man zurda), portugués surro, churro, churdo ('ruin, vil, sucio'), bearnés: sourrou ('avaro, maleducado') y el euskera zuhur ('avaro, agarrado') y zurrun ('inflexible, pesado'); Maldestre (mal diestro) en catalán quiere decir patoso...

... Y también torcidos, como muchos diestros. [link]

Con todo, y pese a ser zurdo, no tengo ningún inconveniente en que se usen esas expresiones. Para mí, son tan peyorativas como lo pueda ser para alguien de raza negra el emplear expresiones cotidianas como “ser la oveja negra del rebaño”, “dinero negro” o “magia negra”; Como que en Sudamérica se emplee el término “gallego” para referirse a los españoles pero que, además hagan chistes con ellos como si fueran tontos de igual manera que en España se hacen chistes con los habitantes de Lepe, o como lo pueda ser para un señor bajito que a la reina se le llame “alteza” o se diga que alguien es de “baja catadura moral”.

Ser la oveja negra puede sonar tan peyorativo para un negro como la música siniestra para un zurdo. O no. [link]
 
El lenguaje lo hace el pueblo y conocer de dónde vienen las palabras y sus orígenes te hace ser más tolerante y comprender que, aunque seas siniestro, puedes ser tan diestro como el que más.

Biblio:
[zurdera en wikipedia]
[El lenguaje del cuerpo, de Allan y Barbara Pease]

5 comentarios:

  1. Sorprende que una persona tan "docta" no se cerciore fehacientemente del significado que dan los sudamericanos a la expresión de "gallego", sobretodo si ha de plasmarlo en un blog, cómo es el caso.

    ResponderEliminar
  2. Hola. Tienes toda la razón. El texto estaba mal expresado. Gallego es el término que se emplea para referirse a un español. Lo que quería expresar es que en Sudamérica es común hacer chistes en los que el protagonista (generalmente tonto) es un gallego. Al estilo que los chistes de Lepe que se cuentan en España o los de Jaimito.

    El texto queda corregido y yo, agradecido por tu aportación.

    ResponderEliminar
  3. Lo de "Gran Javivi", tras la rectificación, te viene como anillo al dedo:¡SOS GRANDE, GALLEGO!

    Y Griega siempre

    ResponderEliminar
  4. Sí que lo es. Yo no esperaba menos, la verdad.

    ResponderEliminar
  5. Gracias por tu aportacion si eres tan bueno en tu profesión como divulgando te mereces un 10.Espero que sigas publicando y no hayas tenido que emigrar con la mierda de los recortes. Un abrazo.

    ResponderEliminar

¿Y tú qué opinas?

Hay un Coco que te hará disfrutar de Cuba: Wild Caribe